¿Qué es el GRUNGE? Cuando en Seattle fueron millenials

Este es un artículo más sobre grunge. No esperes un enfoque que revoluciones las estructuras del género porque mira, no será así. Esto es una revisión amena sobre su historia porque ArtT-Teria enseña y entretiene, como cuando tu madre te compraba las cintas de Magic English pensando que a las 8 años sería bilingüe (alerta spoiler: no pasó)

Antecedentes: ¿Qué vino antes el GLAM o la tristeza?

En los 90’s el mundo estaba convulso: la caída del muro de Berlín, la guerra del Golfo o el estreno del primer capítulo del Principe de Bel Air entre otros hechos agitaban los principios de la década. Occidente era un sitio un poco decaído y gris donde vivir y lo único que aportaba color era Will Smith (el color lo aportaba sus camisas horteras.

El mundo venía de unos 80’s locos, donde el Glam Metal era lo que lo estaba petando dentro de la música rock. El Glam Metal  se componía básicamente de hombres con pelos de señora recién salida de “Peluquería Encarnita”, un día que Encarnita estaba inspirada. No lo digo yo, lo dice Bon Jovi. 

En los 80’s la escena rockera era una especie de escenario comercial y barroquista (esta palabra la he puesto porque sonaba bien pero en verdad quería decir estrambótico, recargado y presuntuoso) donde todos sus elementos eran señores con muchas guitarras, brillibrilli y con actitudes muy varoniles y voces muy agudas. En esta categoría también entraría David Bowie, los inicios, los del Ziggy, pero él no chillaba y era hortera porque de verdad, él lo hacía todo bien.

(Autora de la obra: Encarnita la peluquera
Material: óleo sobre la cara del cantante de los Twisted Sisters). 

Y como toda buena moda acabó muriendo, porque las modas mueren y sino que se lo digan al indie. La gente joven no se veía reflejada en aquel movimiento puesto que su realidad era completamente diferente. En 1991, sale a la venta un libro que acabaría siendo tan icónico que los sociólogos acabarían adoptando su título para nombrar a toda una generación: “Generación X” (Douglas Coupland, 1991). Este libro relata la vida de tres treintañeros que se dan cuenta que el mundo no era como se lo habían vendido: habían estudiado, tenían un trabajo de mierda y seguían viviendo con sus padres (oh, no me puedo imaginar tal distopía), vamos que estaban asqueados de todo. Y por desgracia estos tres jóvenes representaban una gran parte del sentir de la juventud.  

El grunge nació como una respuesta al reflejo de una juventud apática y enfadada.  

El grunge bebió del punk y del rock alternativo como Pixies o Sonic Youth. Lo que menos deseaba el grunge era hacer música que le gustara a todo el mundo, que fuera mainstream, porque se la sudaba. Lo que estas bandas emergentes querían expresa es que estaban hasta las narices de todo y que el mundo era una mierda (para que nos entendamos bien: eran emos muy enfadados) y eso se transmitía a través de sus letras y guitarras muy duras y cabreadas.

Dónde surge el grunge: ¿Vamos a hablar de Seattle ya?

Es de conocimiento general que las dos grandes cosas que ha dado Seattle al mundo ha sido: el Grunge y Anatomía de Grey, y en ambas cosas el nivel de dramatismo y tristeza está elevado a un millón. Mientras todo el mundo de la música miraba a Los Angéles o Nueva York… en Seattle, aislada de todo, nacían bandas como Soungardeen, Pearl Jam, Alice in Chains  y Nirvana (aunque esta era de Aberdeen) que llegarían a irrumpir en la escena en forma de azote al sistema.

ARTÍCULO RELACIONADO: ¿QUÉ ES EL ROMANTICISMO?

Hay que ser muy ingenuo si pensamos que todas estas grandes bandas nacieron en el mismo sitio por casualidad. Seattle supuso la combinación perfecta para la gestación de un estilo totalmente nuevo en el panorama, ya que era musicalmente muy activa pero ignorada por todos.

CARACTERÍSTICAS DEL GRUNGE

Musicalmente hablando:

  • Guitarras muy distorsionadas y enérgicas: a diferencia que sus antecesores que se rindieron a la magia del sintetizador, el grunge bebe directamente de las guitarras y los bajos y el propósito que tiene es ensuciar el sonido al máximo.
  • Voces guturales: ya no importa tanto lucirse con la voz, dando agudo y afinando a tope. Lo que el grunge transmite es enfado y rabia ¿y como se consigue eso? gritando muy bien. Eddie Vedder o Chris Cornell son dos ejemplos de cantar como los ángeles (un pocos enfadados con la vida pero ángeles al fin y al cabo).
  • Baterías por encima de todo: como ya hemos visto uno de los antecedentes directos del grunge es el punk. El grunge toma prestada la batería del punk poniéndola por encima de las guitarras e incluso de la voz, casi la consiguen colocar por encima del drama pero eso es complicado.
  • Letras que reflejan apatía y desencanto: a ver después de todo lo que hemos hablado, queda claro que el grunge es el padre del millenialismo por lo que no se podían esperar un mensaje de luz y esperanza por parte de estos grupos.

Pero el grunge es algo más que música, el grunge era (y es) un movimiento cultural y un estilo de vida que influyó en la juventud desde la forma de vestir hasta comportamientos y formas de relacionarse y de entender el género.

  • Aspecto desaliñado y “sucio“: A una persona que comulgue con el estilo grunge lo reconocerás por su pelo descuidado y su cara de sueño. Y mucha moda unisex: al grunge se la suda el género. Un claro ejemplo es Kurt Cobain en esta portada de THE FACE.

El típico vestido que puedes encontrar en el Flamingo's de la calle Tallers
  • Camisa de cuadros y botas militares: ¿is this un cátalogo de otoño -invierno de Pull and Bear? Pues podría ser perfectamente. El grunge convirtió en icono atemporal las camisas de franela y cuadros, las Dr Martens y las bombers.

AUGE Y DECADENCIA

Auge y decadencia, parece que con estas palabras estamos haciendo referencia al Imperio Romano, pero el Grunge a diferencia del Imperio Romano fue mucho más efímero. Este género de rock alternativo explotó en los 90’s y en Seattle fueron apareciendo bandas como si de champiñones se trataran (es importante crear la imagen mental de que aparecían grupos de la nada) y cada vez el género cogía más fuerza y empezó la expedición hacia el gran mercado musical, hacia el mainstream. En 1990 Soungarden, Alice in Chains y Screaming Trees fueron los primeros en firmar con grandes compañías discográficas, mientras que Eddie Vedder se unía a Pearl Jam y Nirvana iniciaba sus andanzas como banda. A medida que se iban conformando e introduciéndose en el show bunisess, la escena de Seattle empezó a verse involucrada en las drogas (sobre todo heroína) y mucho de los integrantes se confesaban adictos.

Y en 1991 llegó él: EL NEVERMIND. 

El disco que lanzó al estrellato a Nirvana y supuso que el grunge fuera conocido en todo el mundo. La pesadilla de Kurt Cobain se hizo realidad, se hizo famoso. Nadie se esperaba aquel bombazo y pilló de sorpresa a todo el mundo. Fue el primer single del álbum, “Smells Like Teen Spirit” el que inició la revolución musical. El vídeo no paraba de emitirse en la MTV y Nevermind vendió más de 400000 copias en una semana. En enero de 1992, reemplazó a Dangerous de Michael Jackson del número uno de la lista de álbumes de Billboard.

El panorama musical cambió después de esto: el glam quedó relegado a una esquina mientras que en los 90’s quienes dominarían el rock sería el grunge: una música mucho más auténtica y con más impacto cultural y sin tanto brillibrilli.  Después de este suceso, el resto de bandas de la escena experimentaron un crecimiento que vino de la mano del Nevermind, catapultándolos a la venta masiva de discos y por lo tanto a la fama internacional.

Y lo bueno si es breve, dos veces bueno es. El grunge como tal no fue un género que perduraría en el tiempo. Tras el suicidio de Kurt Cobain y la intromisión de las grandes discográficas en la escena, hizo que la llama se fuera apagando poco a poco. Nacieron bandas con un estilo más suave y “accesible” que destronó a los grandes grupos. El post-grunge lo llamaron algunos y el fin de una era para otros.

ARTÍCULO RELACIONADO: 7 ARTISTAS QUE CONVIRTIERON LA DEPRESIÓN EN ARTE

¿Y mientras tanto que pasaba en Europa? En Reino Unido se estaban empezando a cocer otro corriente alternativa del rock que nació para callarle la boca al grunge y lanzar un mensaje de optimismo al panorama: EL BRITPOP. La rivalidad entre ambos géneros era evidente, Oasis y Blur habían nacido para ser los niños buenos del rock (aunque estuvieran todo el día matándose entre ellos y drogándose mucho), de hecho es un hecho mundialmente conocido que Noel Gallagher compuso “Live Forever” en contraposición al “I hate myself and I want to die” de Nirvana.

Y tristemente ya sabemos quien acabó viviendo para siempre y quién acabó odiándose entre ellos y matando a su propia banda unos años más tarde.

Deja un comentario